Retoque fotográfico para E-commerce ¿Qué necesitas saber?

¿Qué necesitas saber sobre el retoque fotográfico para tu e-commerce y aún no te han contado? ¡Te lo explicamos!

En nuestra tienda convencional somos absolutamente conscientes de la importancia que tiene para nosotros un buen escaparate, una buena disposición de los productos, la información que mostramos, etc. Sin embargo, ¿somos igual de conscientes cuando en vez de una tienda, regentamos un e-commerce? ¿Están nuestras imágenes bien retocadas?

Es importante contestar a estas preguntas ya que, posiblemente, nuestra tasa de conversión (es decir, nuestro porcentaje de ventas) mejore si tenemos dominados los diferentes conceptos que te queremos explicar más adelante. Pero lo primero es presentarnos.

Presentando a nuestro autor invitado: SleekLab Retouch

Llevamos muchos años en el mundo del retoque fotográfico y somos conscientes de los beneficios que aporta a los propietarios de este tipo de portales, así como las posibilidades que a estos les ofrece.

Durante mucho tiempo, en nuestra empresa de retoque fotográfico SleekLab Retouch hemos percibido que, de forma generalizada, nuestros clientes no son realmente conscientes del potencial que tiene un buen retoque en las fotografías de producto. Por este motivo, creemos que es importante informar sobre ciertos aspectos que muchos, por diversas circunstancias, desconocen.

Un pequeño esfuerzo en comprender estos aspectos puede suponer una gran recompensa.

A través de este post vamos a informarte, de forma muy básica y sencilla, sobre cuáles son las cosas que debes tener en cuenta a la hora de aplicar el retoque fotográfico en las imágenes de tu e-commerce. Pero antes de eso, expliquemos el porqué de su importancia.

imagenes ecommerce

¿Por qué es importante aplicar el retoque fotográfico en nuestra tienda online?

Para un mejor entendimiento de su importancia tratemos de compararlo con una tienda convencional. Cuando un cliente ya está dentro de ella, ¿lo primero que hace es informarse sobre las características del producto que están en la etiqueta? ¿o va a mirar el producto y tocarlo? Obviamente lo primero que hace es verlo con sus propios ojos y, si no le gusta, pasa al siguiente producto. Y si no le gusta ningún producto, pasará a la siguiente tienda.

En un e-commerce sucede lo mismo. Lo primero que ve el cliente son las imágenes de nuestros productos, y si no le gusta, pasará al siguiente producto, y si sigue sin gustarle, entonces visitará un e-commerce de la competencia.

Si vendemos los productos a través de imágenes que llegan a los ojos de nuestros clientes, el retoque fotográfico de nuestras imágenes de producto juega un papel fundamental.

¿Preferimos ver una imagen que tarda en cargar, que está movida, en donde el color no se aprecia claramente, o todo lo contrario? Lógicamente, si queremos atraer a nuestros clientes, tenemos que conseguir que nuestro producto o servicio, sea atractivo. Y esto se consigue retocando las fotografías de nuestro e-commerce, entre otras cosas.

Si nuestras imágenes no están bien retocadas, nuestras probabilidades de venta se reducen drásticamente.

Si hay buena calidad visual, confían en el producto aproximadamente ¡un 82% de los usuarios!

A través de la estadística se ha comprobado que cuanto mejor es la calidad visual de las imágenes de un e-commerce, más tiempo pasa el usuario dentro de la página web. A veces tenemos que corroborar nuestra información con datos estadísticos y, en nuestro caso, las conclusiones que podemos extraer son claramente abrumadoras.

Según estudios recientes, un 82% de los compradores se sienten más confiados y predispuestos a comprar un producto si la página web ofrece imágenes con buena calidad visual.

Además, el 74% de los compradores interactúa el doble con el contenido visual que con otros elementos, como el texto descriptivo. Es decir, que los usuarios prefieren prestar más atención a nuestras imágenes que a la información que acompaña al producto o servicio.

retoque fotos tienda online

Valoremos ahora algunos ajustes básicos que deben tener nuestras fotografías de producto o servicio

Entrando ya en materia más técnica, en SleekLab Retouch nos gustaría destacar algunos conceptos que todo webmaster de un e-commerce debería saber. Si bien es posible que estos conceptos no se tengan que trabajar en profundidad, sí que es recomendable saber un poco sobre qué va el tema, para tener un conocimiento mucho mayor y poder gestionar estas cosas mucho mejor.

Evidentemente, cuanta más inversión de recursos técnicos apliquemos en nuestras fotografías, mayor calidad de imagen. Sin embargo, a veces basta con dominar algunas pocas técnicas básicas y hacerlas a la perfección.

A continuación, destacaremos algunas de estas técnicas que sin duda serán de gran ayuda en tu proceso de retoque fotográfico.

Optimizar las imágenes, fundamental para ser relevantes en los buscadores

No tenemos que olvidar que la gran mayoría de nuestro público, por no decir el 100%, visualiza nuestras imágenes a través de dispositivos móviles. Aunque nuestras imágenes deben ser retocadas lo mejor posible, hay que tener en cuenta que debemos preocuparnos sobre lo que se conoce como metaetiquetas “title” y “alt”, pues posicionan, junto con nuestra web, en el buscador de Google.

El título que le asignemos a nuestras imágenes es un factor crucial pues es probable que muchos usuarios nos encuentren a partir de esas palabras. La etiqueta “title” hace referencia al nombre del producto que aparece cuando pasamos el ratón por la imagen, y la etiqueta “alt” se refiere al “texto alternativo”, por ejemplo, sería el título que se mostraría si la imagen no cargase.

En SleekLab Retouch creemos que llevando a cabo este tipo de acciones que no significan un gran esfuerzo, conseguiremos mejorar nuestro posicionamiento y alcanzar mayores niveles de conversión.

¿Qué aspectos definen la calidad fotográfica de nuestras imágenes?

A continuación, vamos a destacar algunos aspectos técnicos que debes tener en cuenta para mejorar la calidad de tus fotografías para e-commerce:

  1. La resolución. Una imagen con buena resolución es fundamental pues normalmente el usuario hace zoom sobre la foto, por tanto, cuanto mayor resolución tenga, mejor se apreciará la imagen. El cliente conseguirá apreciar cualquier detalle de tu foto.
  2. El tamaño. Cuando hablamos de tamaño de la imagen nos referimos al peso de esta. Cuanto más pesa la imagen, más puede tardar en cargar. En este punto tenemos que conjugar muy bien calidad y tamaño, y llegar a un punto intermedio. La mayor calidad posible y el mayor tamaño posible, de forma que uno no perjudique al otro.
  3. Escala. Es un factor por el que conseguiremos que el usuario se haga una idea del tamaño real del producto. Es decir, si vendemos mochilas de mujer, es recomendable que vaya acompañado de una modelo, para así poder apreciar mejor su proporción respecto a una persona.
  4. Sombras y ángulos. Juega con las sombras y los ángulos, con ello puedes conseguir mayor sensación de profundidad. Este aspecto se trabaja mucho en la fase de retoque: conseguir unificar todas las vistas y ángulos del producto.
  5. El fondo. Está comprobado que los colores claros y el blanco son los que más convierten. En la medida de lo posible, trata de fotografiar tus productos sobre un fondo blanco, de forma que se aprecie mucho mejor. Esto influye positivamente a que el usuario visualice el producto de forma cómoda y relajada. Sin estrés por el colorido o el brillo.

En SleekLab Retouch esperamos que todos estos consejos y sugerencias que te hemos comentado te ayuden a gestionar mejor este tipo de cuestiones sobre las imágenes de tu e-commerce. E incluso te ayuden a comenzar tú mismo con el proceso de retoque, aunque sea a un nivel muy básico.

Obviamente, siempre es mejor contar con una empresa de retoque fotográfico como la nuestra, pero, si crees que tú mismo puedes avanzar en la materia, estos consejos te serán de gran ayuda.

Puedes contactar con nosotros pues estaremos encantados de ayudarte. ¡Ánimo y a trabajar!

Si te ha gustado, puedes compartirlo 🙂