Diseño web a medida, una cuestión de ética profesional

No cabe duda de que en la actualmente, diseñar o desarrollar una página web, es una de las tareas que más pervertidas están dentro del sector del diseño gráfico y el desarrollo web.
Es relativamente sencillo instalar un WordPress, cargarle una plantilla, añadir contenido y “a funcionar”.
Tenemos desde diseñadores gráficos freelance, hasta agencias de marketing online de cierta envergadura trabajando de este modo.
Como diseñador gráfico, web y además desarrollador en Code, un estudio de diseño web en Barcelona no puedo estar más en desacuerdo con éste tipo de prácticas. Sí, es cierto que el mercado pide precios bajos, y frente a ello, aparece todo un escuadrón de gente dispuestos a “reventar” los precios.
Es evidente que el hecho de crear websites mediante el uso de plantillas ofrece la posibilidad de sacar más beneficio, ya que las horas de desarrollo son prácticamente nulas.
Muchas veces, el cliente no está ni al corriente de que su website va a ser diseñado y “desarrollado” en base a una plantilla.
Pero y aquí va mi pregunta:

¿Hasta qué punto es ético vender a un cliente una página web hecha mediante una plantilla?

diseño web personalizado mercado

Hablo de casos en los que el cliente no sabe lo que está comprando. Es cierto que el comprador debería ser el responsable de saber qué está comprando. Pero muchas veces se le vende la moto y en el mejor de los casos se le propone trabajar en base a una plantilla por varios factores, que pueden ser:
1. El “estudio de diseño/desarrollo” no tiene conocimientos para desarrollar un website o un template a medida. Sí, ocurre y muy a menudo.
2. Reducir el coste/hora, para sacar más rendimiento económico.
3. Falta de creatividad. Nos ahorramos tener que pensar un diseño.
4. Poco amor por el trabajo que desempeñas. No te importa mucho el resultado de los proyectos.

Todo esto puede acarrear diferentes consecuencias

Limitaciones técnicas y la escalabilidad del proyecto

Será frecuente que el estudio que no tiene los conocimientos para desarrollar un website o template a medida se vea extremadamente limitado en el momento en que su cliente le pida una cierta funcionalidad, con lo que darán como respuesta: “esto no se puede hacer” o similares.
En el mejor de los casos, el estudio subcontratará a una persona que le haga el trabajo pidiendo un precio muy ajustado “porque el cliente no tiene dinero”.

Poca integridad en el diseño web

Además, muchas veces en el momento de realizar modificaciones a nivel de diseño, encontraremos verdaderos estropicios. Navegando por la web podemos detectar fácilmente, websites creados a partir de plantillas con evidentes cambios en la estructura que parecen parches mal cosidos.
Es evidente que una plantilla no será nunca jamás perfectas a las necesidades de un proyecto de desarrollo y diseño web, por lo tanto, si nos ponemos a tocar la estructura, será difícil llegar a un diseño que vaya todo en consonancia de lo que buscamos.

Devaluar el mercado y trivializar el verdadero trabajo

No son pocas las veces que como parte de un equipo como diseñador y desarrollador web en un estudio de diseño web en Barcelona, nos encontramos con clientes que se echan las manos a la cabeza cuando les lanzamos un presupuesto para el diseño y desarrollo de un website a medida, más aún cuando estamos especializados en el desarrollo de WordPress a medida, para que el cliente pueda autogestionar el contenido del website que les hemos desarrollado de forma sencilla.
Todo esto tiene un trabajo detrás que queda automáticamente puesto en duda, en el momento que el potencial cliente, ha recibido presupuestos de “estudios” que les prometen el mismo resultado por un tercio del precio. Y es aquí cuando el cliente empieza a pensar que el coste de una página web es mucho menor del que realmente es.
Si quieres saber el coste de una página web, tienes un artículo que redacté en el blog del estudio hablando de los distintos tipos de páginas web y sus diferentes costes https://codewebbarcelona.com/blog/cuanto-cuesta-una-pagina-web/.

Un estudio de diseño gráfico no debería usar plantillas de forma habitual

diseño web medida creatividad

Estoy seguro que este punto va a tocar la moral a más de uno y lo siento, pero las cosas como son. Voy a dar una serie de razones por las que como estudio de diseño gráfico o freelance, no deberías utilizar plantillas:
En la teoría, como estudio de diseño gráfico, vendes creatividad
¿Te imaginas realizar el diseño de un catálogo descargando un archivo Indesign y haciendo un copiar/pegar del contenido del cliente dentro del mismo? ¿O diseñar un logo en base a una galería de logotipos prefabricados?
Creo que estarás conmigo en que como diseñador, sentirías que estás fallando a tu profesión.
¿Qué diferencia hay entre esto y un diseño web?
Desde mi punto de vista, el hecho de que no tengas los conocimientos para realizarlo de forma profesional, no justifica el hecho.

El diseño jamás irá en perfecta línea gráfica con la marca

Como ya he comentado anteriormente en el artículo, no existe la plantilla perfecta. Es imposible que aunque modifiques colores, puedas transmitirle a una plantilla “el toque” que la pueda hacer especial. Esos detalles que hacen de un diseño web una pieza que va en línea a todo el conjunto del proyecto de diseño gráfico.

Estarás limitado técnicamente

¿Qué sucederá si el cliente pide cosas que no eres capaz de hacer? ¿Le dirás que no sabes? ¿Subcontratarás a un desarrollador para que te saque las castañas del fuego? ¿Qué sucederá si el desarrollador pide un precio a tus ojos desorbitado?

¿Cuándo puede estar justificado el hecho de usar una plantilla?

diseno web negocio local

Aunque no sea un partidario de ello, puede haber casos en los que utilizar una plantilla, puede estar justificado. Y en mi opinión, al menos, deberían cumplirse los siguientes puntos:

Cuando el cliente está informado de ello

Siempre, antes de empezar con un proyecto de diseño y desarrollo web, en el caso de que se vaya a utilizar una plantilla, se debería de informar al cliente.
Esto es una cuestión de ética profesional. Además en este punto podrás informar al cliente que habrá ciertas limitaciones en el momento de realizar modificaciones.

Cuando se trata de empresas realmente pequeñas

Si es una empresa muy pequeña, no podrá asumir el coste que tiene desarrollar y diseñar una página web a medida. Por lo que podría ser una de las justificaciones por las que trabajar en base a una plantilla. No es que la empresa no quiera pagar lo que vale un diseño a medida, si no que no puede.
Jamás deberías utilizar plantillas para diseñar el website de una empresa medianamente grande. Te estarás cargando el mercado y además le estarás quitando el trabajo a un estudio de diseño y desarrollo que sabe cómo hacerlo. (Bastante curioso que luego el sector del diseño gráfico, sea uno de los sectores de los que hay más queja en cuanto a intrusismo laboral).

Cuando la plantilla es prácticamente irreconocible

Si utilizas una plantilla, al menos, el diseño debería quedar prácticamente irreconocible.
Con esto me refiero a que no se vale únicamente con insertar el logotipo y luego cambiar textos y colores. Intenta al menos, ofrecer un mínimo de personalidad y que no se note mucho que de base hay una plantilla.

Cuando no es el website del estudio

Y por último, si se trata del desarrollo y diseño de vuestra página web, siendo un estudio de diseño gráfico, por favor, gasta unos “centimos” en encontrar una persona que desarrolle un diseño hecho por vosotros que refleje la personalidad de vuestro estudio.

Hay otras alternativas

No hay nada de malo en no tener los conocimientos para desarrollar un website a medida. Sin embargo, siempre hay alternativas:
1. Puedes aprender a desarrollar un website a medida por ti mismo. Llevará tiempo, pero el resultado valdrá mucho la pena.
2. Puedes contratar un verdadero desarrollador web para trabajar con él. Esto conllevará una carga económica que es posible que sea difícil de asumir en un principio, por lo que siempre…
3. Puedes establecer una relación colaborativa con un desarrollador web. Incluso puede ser que entre ambos creéis una sinergia que os beneficie laboralmente a los dos.

Y para acabar…

Puede ser que yo sea un romántico. Puede ser que sea un soñador. Incluso puede ser que yo sea una persona dispuesta a “perder” dinero con tal de ofrecer a mis clientes un trabajo de diseño web hecho a medida con tal de sentirme gratificado con el trabajo que desempeño. Por eso por el momento me niego a trabajar con una plantilla a no ser que haya una justificación de muchísimo peso y siempre y ante todo, informar al cliente.

Si te ha gustado, puedes compartirlo 🙂