7 formas de usar el Storytelling para potenciar tu marca

7 formas de usar el Storytelling para potenciar tu marca
8 min. de lectura

Storytelling o el arte de contar una buena historia, así de simple es posible definir esta potente estrategia de marketing.  Contar historias se ha convertido en una técnica muy útil que ayuda a ofrecer un mensaje de manera atractiva, maximizando la capacidad de atraer y conectar con la audiencia.

No es lo mismo vender un producto o servicio que contar una historia detrás de lo que se quiere vender. Indudablemente la perspectiva e interés con la que el consumidor se acerca al producto es muy distinta, abriendo de manera innovadora y efectiva el ciclo Buyer´s Journey del público objetivo.

¿Por qué funciona el Storytelling en Marketing?

Las estrategias de Marketing basadas en Storytelling no han surgido de  manera arbitraria o aleatoria. A través de diferentes estudios y análisis se ha podido confirmar que las emociones son un punto clave en la toma de decisiones de los consumidores. Trabajar este aspecto genera una mayor conexión entre los potenciales clientes y los productos.

El Storytelling no solo estimula el conocimiento de productos y servicios, sino también construye un hilo conductor emocional que atrae y fideliza a la audiencia.

En definitiva, una buena historia hace que tu marca sea más personal, ayuda a conectarte con tu audiencia y aumenta la lealtad a la marca.

Contar  historias es algo muy fácil, pero lo complicado es transmitir emociones y conectar con la otra parte ¿Cuál es el verdadero desafío de una buena estrategia de Storytelling?  En pocas palabras, tratar de crear historias convincentes que sean capaces de tocar la parte emocional, valores y necesidades de la audiencia para convertirlos en clientes potenciales capaces de generar conversiones en un corto espacio de tiempo.

¿Cómo se consigue esto? Las claves de una buena historia pueden ser numerosas pero, sin lugar a dudas, existen determinadas y obligadas formas de usar Storytelling para potenciar tu marca ¿Quieres saber cuáles son? ¡Sigue leyendo!

existen determinadas y obligadas formas de usar Storytelling para potenciar tu marca

7 formas de usar Storytelling para potenciar tu marca

El proceso de creación de una historia para impulsar tu marca debe estar basado  en una serie de conceptos e ideas que le ayudarán a ser una herramienta sólida y efectiva. A continuación, te vamos a enumerar algunas cuestiones que has de tener muy en cuenta en el momento de desarrollar tu estrategia de Storytelling.

  1. Define tus objetivos

Comenzamos por lo más básico y obvio. Ante cualquier tipo de estrategia de Marketing es irrenunciable la definición de los objetivos, es decir, ¿Para qué queremos hacer la historia?

Otra forma de ver esta cuestión, es intentar identificar sobre qué factores se determinará el éxito de tu estrategia de Storytelling: satisfacer las necesidades del cliente, dar a conocer tu marca, añadir un tipo de valor a tu marca…

La definición de objetivos es clave para construir una historia válida, real con un mensaje efectivo y atractivo para la audiencia.

  1. Conocimiento del cliente y sus necesidades

Nunca se debe perder el foco sobre a quién va dirigida la historia. La audiencia o público objetivo, en definitiva son los posibles clientes potenciales que fidelizaran tu marca.

Por lo tanto, la historia debe de estar sustentada sobre un hilo narrativo que responda al perfil de tu audiencia así como a sus necesidades específicas.

Muchos casos de éxito de Storytelling han sabido posicionar el perfil de sus clientes como el protagonista o héroe de sus historias, creando una conexión directa de un gran valor añadido. Luego, héroe y marca se unen para lograr o solucionar determinadas situaciones o problemas.

  1. Historia Personal

Conectar con las personas significa acercarse a ellas, tocar puntos en común que les haga formar parte de algo común.

Por sorprendente que parezca, los éxitos no son un buen camino de conexión, si bien es cierto que no se pueden obviar, las audiencias aprecian las historias que no temen mencionar fallos, problemas, errores, dudas, fracasos…

Reconocer lo menos bueno permite a la otra parte ver a las personas detrás de la marca y vincularse con ellos. Cuando se establece un vínculo, hace que sea más fácil gustar, conocer y confiar.

  1. Busca el lado emocional de la audiencia

Este es uno de los elementos clave en una buena historia. Nada de lo que cuentes, hechos, situaciones, personajes, cifras… son importantes hasta que seas capaz de elaborar algún tipo de conexión emocional.

Ya sea que te sientas triste, feliz, asustado o contento, sentir algo nos hace estar más vivos, por lo que es fundamental que tu audiencia sienta.

Las historias son una excelente manera de conectarse emocionalmente, para incluir cierta emoción en una narración siempre es recomendable pensar qué emoción se quiere comunicar y luego proporcionar información para respaldarla.

A través de la emoción es posible llevar al público a lo más profundo de una historia obteniendo todo aquello que deseamos.

  1. Usa lenguaje natural

Ya sabes que el objetivo es crear una conexión entre narración y audiencia, por lo tanto el lenguaje a utilizar debe ser el adecuado.

Usar un lenguaje natural te hace sonar más como una persona real en tus historias. El uso del lenguaje formal en la narración puede hacer que suene poco auténtico y lejano. Se debe intentar ser más accesible y consciente de los objetivos a alcanzar y no solo de la imagen.

  1. Experiencia de clientes/empleados

Bien, queremos potenciar la marca de nuestro negocio y empresa y que mejor que enriquecer tu historia con hechos y experiencias, vivencias de personas vinculadas estrechamente a la misma: clientes y empleados.

Los testimonios son un recurso muy valorado por la audiencia además de una manera muy efectiva para atrapar la confianza de la otra parte. Cada vez son más las marcas que integran testimonios para dar una mayor fuerza y valor a la cultura y filosofía de la empresa ¡Imprescindible!

  1. Muestra un objetivo final

Cada historia tiene un conflicto o una crisis que necesita ser resuelta por el protagonista.

Cuando identificas lo que está en juego en tu historia, permites que tu audiencia se sumerja más y se conecte con los protagonistas a un nivel más profundo ¡Has logrado la vinculación emocional!

La audiencia comienza a creer en el personaje sintiendo y formando parte de sus decisiones para superar los obstáculos que se le presentan.

Estos son algunos puntos básicos que te pueden ayudar a construir una buena historia para potenciar tu marca.

Pero saber esto, no te exime de cometer errores que puedan arruinar el potencial de tu historia.

¡No arruines tu historia!

Como sabrás no todas las historias funcionan, tienes un buen ejemplo en el cine. Existen películas con una buena historia pero a la hora de narrarla se diluyen y se convierten en un verdadero fiasco.

¿Dónde está el error? Toma nota de las siguientes cuestiones y aprende a saber lo que no tienes que hacer para contar una buena historia.

Complejidad

¿No te lo esperabas? Uno de los mayores responsables de fracaso de una historia es la complejidad con las que han sido construidas.

Muchas historias de marca están compuestas de muchas cosas: personajes, situaciones, lenguaje técnico… todo esto puede matar una buena historia.

Trabajar con ideas simples es mucho más atractivo y eficaz. La simplicidad tiene que ver con la accesibilidad del mensaje, la audiencia no necesita “excesos” para llegar al mensaje.

Historia irreal/sin riesgo

Las historias tremendamente perfectas no gustan y menos si queremos potenciar el valor de nuestra marca.

Una gran historia tiene un riesgo, un riesgo para el narrador, un riesgo que debe resolverse para el público y…  el riesgo de que la historia no funcione ¡Esto es así! Edulcorar una narración no nos minimiza la posibilidad de fracasar, además nos aleja de la realidad y la honestidad con nosotros mismos.

Tu negocio, empresa… vive con riesgos y tensiones no te alejes de ellos ¡Forman parte de ti!

Verdad frente a fantasía

La verdad siempre gana. Es cierto que una historia se permite licencias más poéticas, fantásticas, etc… pero no se debe sobrepasar cierto límite.

Con demasiada frecuencia, se cree que la verdad no es suficiente y que las historias son demasiado comunes para ser significativas ¡Esto es un error! La realidad nunca te hará estar más cercano  a tu audiencia.

Bueno, ya conoces un poco más sobre el secreto del éxito de una buena historia. Las estrategias de Storytelling necesitan de un amplio estudio y análisis de la audiencia para saber encaminar el proceso narrativo. Después ser fiel a uno mismo allanará mucho el camino.

Por último no olvides inspirarte en los mejores ejemplos de campañas de éxito como: Coca Cola, Nike, Johnny Walker, Calvin Klein… te sorprenderán.

Ahora que ya conoces todas las claves de storytelling para impulsar tu marca, es tu turno de empezar a utilizarlas en tu estrategia. Ya estás listo para utilizar esta técnica y potenciar el engagement con tu público. Empieza a conectar con tu audiencia y vende a través de tus historias.

********* Si te ha gustado, puedes compartirlo 🙂

¿Necesitas Enlaces? Aquí tienes 30

Suscríbete al newsletter para estar al día de todo lo que publico en el blog y recibirás un documento con 30 sitios + bonus donde poner tu enlace de forma gratuita.

Antes de enviar tu consulta, échale un vistazo a la información básica sobre protección de datos que tienes a continuación.


Responsable » José Luis López
Finalidad » Enviarte 30 enlaces para tu web y mi newsletter
Legitimación » Tu consentimiento
Destinatarios » Tus datos los guardará Raiola Networks, mi proveedor de email marketing
Derechos » Tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

Puedes consultar mi política de privacidad.